La técnica denominada de Maduración in vitro de ovocitos el "IVM" (sigla inglesa para in vitro maduración) consiste en la captación de óvulos inmaduros y su subsecuente maduración en laboratorio. Después de la inmersión en medios de cultura especiales, estos alcanzan el estado de metafase II (MII), siendo entonces fertilizados y transferidos los preembriones al útero de la paciente. Fecha detalles... Las ventajas de la técnica IVM son varias. Los casos más beneficiados son los de mujeres portadoras de ovarios policísticos, pues no necesitan ser sometidas a la estimulación del ovárica para la fertilización in vitro clásica, evitando así los riesgos de una respuesta ovárica exagerada, cuadro denominado "Síndrome de la Híperestimulación Ovárica, complicación que ocurre en aproximadamente 5% de los casos y puede ser grave, pudiendo llevar hasta una hospitalización.

El método también puede ser aplicado en mujeres que presentan varios pequeños folículos en la ultrasonografía, pero no tiene el síndrome. Entre las ventajas de la IVM, merece énfasis el menor costo, 40 a 50% menor, una vez que no hay necesidad del uso de gonadotrofinas (hormonas usadas para la estimulación de los ovarios). Otra ventaja es que el acompañamiento es mucho más simple, usualmente se solicita que la paciente comparezca a las clínicas de fertilización en un menor número de veces, lo que favorece la atención de los matrimonios de ciudades y estados que no cuentan con servicios especializados. En realidad, el concepto de la técnica ya existe hace varias décadas. Pero, solo recientemente, con el desarrollo de equipo de ultrasonografía de alta resolución, agujas apropiadas y, principalmente, medios de cultura específicos para este fin, es que fueron obtenidas tasas de gestación más animadoras.

El Centro de Investigación y Reproducción Nilo Frantz se viene se dedicando a la implementación de la IVM desde 2005. Sin embargo, fue en 2007 que ocurrió la primera gestación con IVM, culminando en agosto de 2008 con el nacimiento del primer bebé por la técnica en Brasil. A este ya se suman otros nacimientos con el auxilio del Centro de Investigación y Reproducción Humana Nilo Frantz. Aunque para la pareja, el tratamiento sea más simple, exige de la institución profesionales altamente especializados y gran inversión en tecnología. Para tener una idea de cuánto la implementación de la metodología es compleja, el primer nacimiento con esta misma técnica en Inglaterra ocurrió solamente un año antes, en 2007.