El Coito programado es considerado una técnica de reproducción humana asistida de "baja complejidad". Se trata del acompañamiento de un ciclo menstrual de la mujer para indicar el momento más favorable a que ocurra la gestación.

El ciclo puede transcurrir de forma natural, sin el uso de medicaciones inductoras de la ovulación. Sin embargo, frecuentemente se hace uso de fármacos capaces de estimular la ovulación. Independiente del esquema propuesto, se realizan ultrasonografías y en algunos casos, dosificaciones hormonales, para indicar el período más favorable para el matrimonio para mantener relaciones sexuales y maximizar la probabilidad de embarazo.

Con la técnica de "coito programado" se busca restablecer la tasa media de fecundidad que un casal sin alteraciones reproductivas presenta, o sea, 10 a 20% de chance de concebir por ciclo.