Espermograma (o espermocitograma)

Examen realizado para evaluar el semen. Entre de los diversos parámetros estudiados están: La concentración (número de espermatozoides en cada mililitro de eyaculación, la morfología (proporción de espermatozoides con forma normal o alterada) y la movilidad (manera como los espermatozoides se desplazan). Este examen puede ser dispuesto por laboratorios de análisis clínicos/ patológicas o en la propia institución (clínica u hospital) dedicado al tratamiento de la infertilidad.

Prueba de fragmentación del ADN espermático

Examen que cuantifica el porcentaje de espermatozoides que contienen anomalías en su ADN. Cuanto mayor sea este porcentaje, mayor será el compromiso del material genético y, por lo tanto, peor será la calidad del semen.

Dosificaciones hormonales

A través de la recolección de sangre es posible evaluar la producción de varias hormonas. Las más comúnmente dosificadas son: Testosterona, FSH y LH.

Ultrasonografía o Ecografía Testicular (de Bolsa Escrotal)

Examen de diagnóstico por imagen solicitado para evaluar el aparato reproductor masculino, principalmente alteraciones en los testículos o en los vasos sanguíneos que los nutren (investigación de varicocele, por ejemplo).

Punción (o biopsia) de testículo

En los casos de ausencia de espermatozoides en el semen eyaculado (azoospermia), puede ser necesaria una punción o biopsia de los testículos para verificar si hay o no hay la producción de espermatozoides.