El síndrome de los ovarios policísticos (SOP) es la patología endócrina más común en las mujeres en edad reproductiva, con prevalencia estimada del 5-10% en esta población. En todo el mundo se estima que, aproximadamente, 105 millones de mujeres entre 15 y 49 años de edad, tienen diagnóstico de SOP. El síndrome de los ovarios Policísticos es una enfermedad multifactorial, donde inclusive factores genéticos y factores ambientales (dieta inadecuada, sedentarismo). Se caracteriza por la presencia de menstruaciones irregulares, manifestaciones hiperandrogénicas, infertilidad (falta de ovulación), obesidad y resistencia a la acción de la insulina.

1) ¿Cuáles son los principales síntomas del síndrome de los ovarios policísticos?

Se puede manifestar de diversas formas como: desórdenes menstruales y reproductivos, acné, hirsutismo (crecimiento excesivo de pelos) y, en mediano y largo plazos por las enfermedades metabólicas y mayor riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovascular e incluso cáncer. Entre las causas de infertilidad femenina, el 35% se deben a disturbios del óvulo y de estos el 80% son en consecuencia del Síndrome de los ovarios policísticos.

2) ¿Cuáles son las posibilidades terapéuticas para el tratamiento del Síndrome de los Ovarios Policísticos?

La elección del tratamiento depende de cuál es el objetivo del mismo: ¿tratar la irregularidad menstrual? ¿El disturbio metabólico? ¿O la infertilidad? Para cada objetivo, tenemos una variedad de opciones. En lo que se refiere a la infertilidad, el tratamiento se resume, básicamente, en restaurar la ovulación. Sin embargo, previamente al tratamiento, la pareja debe someterse a una investigación mínima (permeabilidad tubárica y espermiograma) para la exclusión de otras causas de infertilidad. Una parte importante del tratamiento abarca la orientación en cuanto al cambio de estilo de vida, principalmente con relación a la pérdida de peso. Estudios revelan que más de la mitad de las pacientes con SOP son obesas y la obesidad está asociada con el fracaso de los tratamientos de infertilidad, además de más riesgo de aborto y complicaciones tardías de la gestación (disturbios hipertensivos, diabetes, etc.).

3) ¿Cómo tratar el Síndrome de los Ovarios Policísticos en la Infertilidad?

Cuando el síndrome es la única causa de la infertilidad de la pareja, el tratamiento consiste en la inducción medicamentosa de la ovulación. La medicación de primera elección es el citrato de clomifeno (CC). Sin embargo, el 30 % de las pacientes con SOP no responden al estímulo con esta medicación aislada. En estos casos tenemos algunas opciones, como la asociación con otras medicaciones (metformina, gonadotrofinas), el uso aislado de gonadotrofinas o el tratamiento quirúrgico, cauterización de los folículos ováricos por video laparoscopia, llamado, drilling ovárico. Estas opciones aumentan la chance de éxito. La elección va a depender de una evaluación individualizada caso por caso.

El uso de gonadotrofinas en estas pacientes debe ser extremadamente cauteloso, pues pacientes con SOP tienen un riesgo mayor de desarrollar una complicación asociada al uso de esta medicación que es el síndrome del hiperestímulo ovárico (SHO). En resumen, la SOP es una enfermedad compleja, donde la infertilidad es una de las fases más difíciles para estas mujeres. Existe una serie de posibilidades de tratamiento, a ser evaluada individualmente. El único tratamiento que debe ser empleado en la inmensa mayoría de estas pacientes es el estímulo al cambio de estilo de vida, principalmente dieta con reducción de peso y actividad física regular. Este primer paso, seguramente facilitará el tratamiento complementario, si este todavía fuera necesario. 4) ¿Existe alguna técnica que se puede utilizar para reducir el riesgo de Hiperestímulo? Actualmente tenemos una nueva alternativa de tratamiento para estas pacientes que es la maduración en laboratorio de los óvulos (IVM). En esta técnica, recolectamos los óvulos inmaduros de los ovarios de la paciente con SOP y hacemos su maduración en el laboratorio. Cuando están maduros estos óvulos son fertilizados y después a los embriones se los transfiere al útero de la paciente. Esta técnica reduce a cero el riesgo de hiperestímulo.