Aunque muchos exámenes, algunos de ellos extremadamente sofisticados, contribuyan al diagnóstico, el examen físico y en el área de reproducción humana en especial, una entrevista específica y detallada son fundamentales para el correcto diagnóstico y la determinación del tratamiento más adecuado.